Aceite esencial de lavanda 5CC

Lavanda
Lavanda

Especificaciones

Aceite esencial de Lavanda
No se debe utilizar al principio del embarazo si se corren serios riesgos de aborto.
No se debe utilizar conjuntamente con la quimioterapia en el tratamiento del cáncer.
Propiedades generales
Analgésico, anticanceroso, antiespasmódico, anti inflamatorio, antiséptico (poderoso), antiviral, calmante, desintoxicante, equilibrador, fungicida, refrescante, revitalizador, sedante, tonificante.
Propiedades terapéuticas
Circulatorios: Alta temperatura corporal, anemia, congestión linfática, estimulante del sistema inmunológico, hipertensión, inflamación de ganglios linfáticos, mala circulación, palpitaciones, tónico del bazo, tónico cardíaco, veas varicosas.
De la cabeza: Altas orales, alopecia, amigdalitis, aturdimiento, caspa, conjuntivitis, dentición, desmayos, dolor de cabeza, garganta, oídos, encías débiles, halitosis, hemorragia nasal, inflamación de párpados, laringitis, migraña, pérdida de la voz,rinitis, sinusitis, úlceras bucales.
De la piel: Abscesos, acné, alergias, ampollas, carbunclos, celulitis, cicatrices, dermatitis, desodorante, estrías, fiebre, furúnculos, grietas, heridas, herpes, inflamación, irritación, juanetes, llagas, magulladuras, mordeduras de animales, picaduras de insectos, pie de atleta, piel cuarteada, psoriasis, piojos, piel sensible, piel madura, quemaduras, quemaduras por el sol, sabañones, sarna, tiña, úlceras, varicela.
Emocionales: Agotamiento, ansiedad, concentración o mala memoria, decaimiento, depresión, estrés, histeria, insomnio, irritabilidad, pánico, tensión.
Musculares: Antiespasmódico, artritis, artritis reumatoide, dolor, falta de tono, fibrositis, gota, reumatismo, torceduras.
Neurológicas: Ciática, convulsiones, epilepsia, neuralgia, parálisis, tonifica los nervios.
Repiratorias: Asma, bronquitis, catarro, difteria, influenza, neumonía, resfrío, tos convulsiva,
Sugerimos asesorarse por un terapeuta antes de usarlo en la piel o ingerir cualquier aceite esencial

Precio

Descripción del Producto

Aceite esencial de Lavanda
No se debe utilizar al principio del embarazo si se corren serios riesgos de aborto.
No se debe utilizar conjuntamente con la quimioterapia en el tratamiento del cáncer.
Propiedades generales
Analgésico, anticanceroso, antiespasmódico, anti inflamatorio, antiséptico (poderoso), antiviral, calmante, desintoxicante, equilibrador, fungicida, refrescante, revitalizador, sedante, tonificante.
Propiedades terapéuticas
Circulatorios: Alta temperatura corporal, anemia, congestión linfática, estimulante del sistema inmunológico, hipertensión, inflamación de ganglios linfáticos, mala circulación, palpitaciones, tónico del bazo, tónico cardíaco, veas varicosas.
De la cabeza: Altas orales, alopecia, amigdalitis, aturdimiento, caspa, conjuntivitis, dentición, desmayos, dolor de cabeza, garganta, oídos, encías débiles, halitosis, hemorragia nasal, inflamación de párpados, laringitis, migraña, pérdida de la voz,rinitis, sinusitis, úlceras bucales.
De la piel: Abscesos, acné, alergias, ampollas, carbunclos, celulitis, cicatrices, dermatitis, desodorante, estrías, fiebre, furúnculos, grietas, heridas, herpes, inflamación, irritación, juanetes, llagas, magulladuras, mordeduras de animales, picaduras de insectos, pie de atleta, piel cuarteada, psoriasis, piojos, piel sensible, piel madura, quemaduras, quemaduras por el sol, sabañones, sarna, tiña, úlceras, varicela.
Emocionales: Agotamiento, ansiedad, concentración o mala memoria, decaimiento, depresión, estrés, histeria, insomnio, irritabilidad, pánico, tensión.
Musculares: Antiespasmódico, artritis, artritis reumatoide, dolor, falta de tono, fibrositis, gota, reumatismo, torceduras.
Neurológicas: Ciática, convulsiones, epilepsia, neuralgia, parálisis, tonifica los nervios.
Repiratorias: Asma, bronquitis, catarro, difteria, influenza, neumonía, resfrío, tos convulsiva,
Sugerimos asesorarse por un terapeuta antes de usarlo en la piel o ingerir cualquier aceite esencial


Compartir en redes sociales