Aceite esencial rosa geranio

Rosa Geranio

Especificaciones

Aceite esencial de Rosa Geranio
Propiedades generales
Analgésico, anticanceroso, anti inflamatorio, calmante, equilibrador, estimulante, genera calor, hemostático, revitalizador, tonificador.
Propiedades terapéuticas
Circulatorias: Congestión linfática, hemorragia, mala circulación.
De la cabeza: Aftas orales, amigdalitis, caspa, conjuntivitis, dolor de garganta, estomatitis, glositis, laringitis, úlceras bucales.
De la piel: Acné, astringente, celulitis, cicatrices, dermatitis, eczema (reseco), estrías, grietas, heridas, herpes, hipersensibilidad, inflamación, piel congestionada, piel grasa, piojos, quemaduras, repelente de insectos, sarampión.
Digestivas: Cálculos biliares, diarrea, gastralgia, gastroenteritis, hemorroides, ictericia, tónico hepático, úlceras.
Emocionales: Agotamiento, ansiedad, concentración o mala memoria, confusión, decaimiento, depresión, estrés, hipersensibilidad, histeria, pánico, tensión.
Genitourinarias: Aftas, cáncer uterino, diurético, esterilidad, frigidez, hemorragia, impotencia, infecciones del tracto urinario, menaopausia, piedras nefríticas, tónico renal.
Glandulares: Diabetes, equilibra las hormonas, estimula la corteza suprarrenal, mastitis,
Musculares: Dolor, lumbago.
Neurológicas: Neuralgia.
Respiratorias: Hemoptisis, influenza, resfrío.
Recomendamos no ingerirlo sin la supervisión de un terapeuta.

Precio

Descripción del Producto

Aceite esencial de Rosa Geranio
Propiedades generales
Analgésico, anticanceroso, anti inflamatorio, calmante, equilibrador, estimulante, genera calor, hemostático, revitalizador, tonificador.
Propiedades terapéuticas
Circulatorias: Congestión linfática, hemorragia, mala circulación.
De la cabeza: Aftas orales, amigdalitis, caspa, conjuntivitis, dolor de garganta, estomatitis, glositis, laringitis, úlceras bucales.
De la piel: Acné, astringente, celulitis, cicatrices, dermatitis, eczema (reseco), estrías, grietas, heridas, herpes, hipersensibilidad, inflamación, piel congestionada, piel grasa, piojos, quemaduras, repelente de insectos, sarampión.
Digestivas: Cálculos biliares, diarrea, gastralgia, gastroenteritis, hemorroides, ictericia, tónico hepático, úlceras.
Emocionales: Agotamiento, ansiedad, concentración o mala memoria, confusión, decaimiento, depresión, estrés, hipersensibilidad, histeria, pánico, tensión.
Genitourinarias: Aftas, cáncer uterino, diurético, esterilidad, frigidez, hemorragia, impotencia, infecciones del tracto urinario, menaopausia, piedras nefríticas, tónico renal.
Glandulares: Diabetes, equilibra las hormonas, estimula la corteza suprarrenal, mastitis,
Musculares: Dolor, lumbago.
Neurológicas: Neuralgia.
Respiratorias: Hemoptisis, influenza, resfrío.
Recomendamos no ingerirlo sin la supervisión de un terapeuta.


Compartir en redes sociales