Manteca de karité

Manteca de karité

La manteca de karité se extrae de la nuez del árbol con el mismo nombre, tiene como país de origen a Burkina Faso.

Piel: Es un regenerador celular por su contenido de vitamina F, como se le llama a los ácidos grasos insaturados. Hidrata de manera extrema, nutre y devuelve elasticidad. Es una barrera contra los rayos UVA y UVB. Ayuda de manera efectiva contra la dermatitis en niños, adultos y adultos mayores.

Bronceado: Ayuda a extender la vida del bronceado.

Cabello: Se pueden hacer cremas capilares para cabellos secos y dañados por tratamientos químicos.

Barba: Por su consistencia y su bajo aroma, es ideal para humectar barbas y la piel bajo ella, si se mezcla con aceite de almendra mejor el funcionamiento, pero pura, tiene una consistencia sólida que es cómoda de manipular. Mezclada con cera de abeja es fijador y humectante al mismo tiempo.

Manteca de karité

La manteca de karité se extrae de la nuez del árbol con el mismo nombre, tiene como país de origen a Burkina Faso.

Piel: Es un regenerador celular por su contenido de vitamina F, como se le llama a los ácidos grasos insaturados. Hidrata de manera extrema, nutre y devuelve elasticidad. Es una barrera contra los rayos UVA y UVB. Ayuda de manera efectiva contra la dermatitis en niños, adultos y adultos mayores.

Bronceado: Ayuda a extender la vida del bronceado.

Cabello: Se pueden hacer cremas capilares para cabellos secos y dañados por tratamientos químicos.

Barba: Por su consistencia y su bajo aroma, es ideal para humectar barbas y la piel bajo ella, si se mezcla con aceite de almendra mejor el funcionamiento, pero pura, tiene una consistencia sólida que es cómoda de manipular. Mezclada con cera de abeja es fijador y humectante al mismo tiempo.